Etiquetas

Un total de 90 agentes de la Policía municipal, 74 uniformados y 16 de paisano, velarán por la seguridad en las diez zonas de Bilbao que acogerán pantallas gigantes para seguir el partido de la final de la Copa del Rey, que este viernes enfrentará en el Vicente Calderón al Athletic de Bilbao y al Fútbol Club Barcelona a partir de las 22.00 horas.

  • Durante el partido una treintena de policías permanecerán cerca de San Mamés
  • Se prevé que provoque afecciones al tráfico en el entorno del Arenal

En rueda de prensa, el concejal de Obras Públicas y Servicios, José Luis Sabas, ha compadecido en el Ayuntamiento para detallar el dispositivo especial de seguridad con motivo de este partido, acompañado del concejal de Seguridad, Tomás Del Hierro, y el responsable del área de Circulación y Transportes del Consistorio, Asier Abaunza.

En total serán una decena de enclaves de la villa en los que se instalarán grandes pantallas para seguir la retransmisión deportiva, que abarcarán, desde el estadio de San Mamés y el pabellón de La Casilla, donde una vez más se podrá seguir el partido, hasta las dos pantallas que acogerá el Arenal, junto con proyecciones en Ibarrekolanda, Egaña, la Plaza Moraza, Txurdinaga, Santutxu, La Peña y la Plaza Nueva.

Además, el entorno del Arenal será escenario de diversas actuaciones musicales, en las que tomarán parte un conjunto de Batukada y los grupos musicales Taxi y Celtas Cortos, por medio de otros tantos conciertos que darán comienzo a partir de las 18.00 horas.

En caso de que se consume la victoria por parte del club bilbaíno, los actos se prolongarán hasta las dos de la madrugada a través de la actuación de un DJ. De esta forma, este rincón de la villa se convertirá en “el epicentro de la fiesta”, según ha manifestado Sabas, quien ha emplazado a los vizcaínos ha comportarse “con sensatez y civismo”.

Así, durante la final de Copa una treintena de policías permanecerán en los alrededores de San Mamés, mientras que varios agentes se encargarán de controlar el tráfico en la Plaza de La Casilla y en las calles adyacentes.

Al mismo tiempo, se establecerá un dispositivo de control de la circulación en la zona de El Arenal y la Plaza Nueva, que contará, además, con agentes uniformados en labores de prevención de la seguridad ciudadana.

La Plaza del Funicular, la Plaza Moraza y la calle Egaña, por su parte, contarán con agentes para controlar el acceso de las personas. Asimismo, la calle Licenciado Poza, María Díaz de Haro, Gracía Rivero y su entrono, dispondrán de policías para el control del tráfico rodado, que en algún podría limitarse para velar por la tranquilidad peatonal en la zona durante el partido.

Ante la afluencia de público prevista, el Consistorio establecerá un Centro Médico Avanzado par atender las emergencias sanitarias, que estará situado en la Plaza del Arriaga, compuesto de cuatro ambulancias, técnicos sanitarios y médicos.

Afecciones al tráfico

Por su parte, Abaunza ha explicado que el encuentro supondrá varias afecciones al tráfico, la mayoría de ellas concentradas en el entorno del Arenal, lugar en el que se espera la mayor asistencia de personas. Así, el tramo comprendido entre el edificio Surne y la calle Correo se cortará al tráfico de vehículos a partir de las 18.00 horas, cuando está previsto el inicio de las actuaciones en este punto.

De esta manera, la circulación será desviada a partir del Puente de la Merced y será dirigida a través de Conde Mirasol, San Francisco, García Salazar y Hurtado de Amezaga. Además, a partir de las 19.00 horas, se cortará el acceso a la calle Viuda de Epalza, Askao y Prim, si bien se mantendrá abierto el acceso al parking de El Arenal a través de la plaza Ernesto Erkoreka. También a partir de las 19.00 horas, no se podrá acceder a los aparcamientos de residentes de la Plaza Nueva y de la calle Prim.

Asimismo, y si la asistencia masiva de ciudadanos lo requiere, la Policía Municipal podría cortar el tráfico en el Punte del Arenal, lo que afectaría al transporte público. En concreto, debería desviarse el recorrido de una veintena de líneas de Bilbobus.

Por otra parte, en los alrededores del estadio de San Mamés, los cortes de tráfico serán los establecidos habitualmente en un día de partido de Liga, que comenzarán a percibirse a partir de las 17.00 horas.

De este modo, se impedirá la circulación y se prohibirá el aparcamiento en la zona de seguridad, comprendida entre las calles Felipe Serrate cruce con Avenida Sabino Arana, Urquijo con Sabino Arana, Luis Briñas cruce con Avda. Zunzunegui y Gurtubay cruce con Avenida Zunzunegui y Camino de la Ventosa, a la altura del cruce del paso de las vías del tren.

Por último, las afecciones al tráfico se notarán también en las inmediaciones del pabellón de la Casilla, ya que se reservará el aparcamiento disponible en el lateral de la plaza de la Casilla y se ocupará puntualmente el bidegorri situado frente a la entrada principal, al objeto de realizar las operaciones de carga y descarga del material necesario para la retransmisión de la final. La Policía Municipal mantendrá el tráfico y el acceso a los garajes siempre que la afluencia de personas lo permita.

En este sentido, Abaunza ha reiterado que todos los cortes y afecciones al tráfico estarán sujetos en todo momento al criterio de la Policía municipal, que en función de la cantidad de asistentes podrá modificar los horarios de los cambios circulatorios.

Asimismo, para garantizar la movilidad y la vuelta a casa de las personas participantes en esta fiesta deportiva, se establecerán servicios extraordinarios de los autobuses nocturnos conocidos como “Gautxori”, que tendrán el mismo horario de un sábado, manteniéndose en funcionamiento a lo largo de toda la noche.

Las líneas de Bilbobus número 26 (Uribarri-Basurtu/Termibus), 38 (Otxarkoaga-Basurtu/Termibus), 56 (La Peña-Sagrado Corazón) y 62 (Basurtu/Termibus-Arabella) ofrecerán dos servicios especiales a las 24.00 y 24.10 horas, o en caso de prórroga 15 y 25 minutos después del final del encuentro.

Limpieza

Finalmente, el área de Obras y servicios ha previsto la puesta en marcha de un operativo especial de limpieza compuesto por más de 50 personas, que tras finalizar el partido y las celebraciones posteriores harán posible que la villa recupere su aspecto original.

Los trabajos comenzarán el mismo día del partido por la mañana, con la instalación de 70 contenedors distribuidos por las zonas con pantallas gigantes instaladas. Por la tarde, se establecerá un turno de refuerzo integrado por 13 operarios, equipados con dos barredores de aceras y dos camiones de carga.

Ya por la noche, se mantendrá un retén de 14 personas y otros tantos vehículos, mientras que en el turno de la mañana del sábado contará con un refuerzo de 22 operarios y diez vehículos, que incluyen equipos de baldeo y desinfección.

Anuncios